6/12/2009

RASGOS DE LA PERSONALIDAD


Son nada más y nada menos que las disposiciones persistentes e internas que hacen que el individuo piense, sienta y actué, de manera característica.
Los rasgos pueden calificarse en Cardinales, Centrales y Secundarios.
Rasgos Cardinales:
Son relativamente poco frecuentes, son tan generales que influyen en todos los actos de una persona. Un ejemplo de ello podría ser una persona tan egoísta que prácticamente todos sus gestos lo revelan.
Rasgos Centrales:
Son más comunes y aunque no siempre, a menudo son observables en el comportamiento. Ejemplo, una persona agresiva tal vez no manifieste este rasgo en todas las situaciones.
Rasgos Secundarios:
Son atributos que no constituyen una parte vital de la persona pero que intervienen en ciertas situaciones. Un ejemplo de ello puede ser, una persona sumisa que se moleste y pierda los estribos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada